Tutoriales

Tutoriales escritos o en video

Los tutoriales pueden presentarse como un método de aprendizaje y de actualización de la información. Hay tutoriales simples y fáciles para procesos básicos o complejos e intrincados para procedimientos difíciles.

Tutoriales escritos

Un tutorial escrito es un documento que explica el procedimiento paso a paso. Está disponible en línea para su descarga o puede ser impreso en una página. También están integrados en el software como manuales de ayuda. La información proporcionada es de naturaleza descriptiva y da detalles de procedimiento. Los tutoriales escritos pueden ser utilizados como guías de referencia para un problema en particular.

Para comprometer al alumno, podemos presentar el tutorial en forma de una historia, añadiendo imágenes, texto narrativo y música. Una presentación en PowerPoint con gráficos y sonidos es un tutorial interesante. También se pueden incluir comentarios y pruebas cortas en el tutorial para medir la respuesta del alumno.

Los tutoriales escritos se preparan principalmente como documentos PDF, Word o PowerPoint.

Tutoriales basados en video

Los tutoriales de video son la forma más prometedora de instrucciones. Entran en contacto con el alumno en escenarios cercanos a la vida real. Estos tutoriales son muy interactivos. Entrenan al alumno a responder a una situación dada simulando un proceso en la pantalla o presentando un vídeo sobre él. Los tutoriales de vídeo suelen ser de corta duración. Tienden a cubrir un proceso específico en un lapso de cinco a quince minutos.

Los tutoriales de vídeo hacen que el alumno participe en el tutorial. El alumno tiene la opción de controlar el ritmo de la formación mediante el uso de controles en cada página.

Los tutoriales de vídeo se crean generalmente en Adobe Captivate® y Camatasia Studio®.

Ventajas de los tutoriales de vídeo sobre los tutoriales escritos

Basándose en la información anterior es evidente, los tutoriales de vídeo son una muesca más que los tutoriales escritos.

– Es mucho más fácil interpretar la información cuando la ves en lugar de leerla.

– Es más sencillo entender las instrucciones cuando alguien te está guiando, en lugar de pensar en cómo se vería en tu cabeza.

– Las instrucciones dadas por una persona real son claras de entender.

– Desde el punto de vista de los negocios, crea un toque personal cuando una persona está hablando con el usuario.

Tutoriales escritos: Una visión optimista

Por todas las ventajas que tienen los tutoriales de vídeo, los tutoriales escritos tienen algunos aspectos positivos.

– A muchos usuarios les gustaría tener el documento como una referencia rápida en sus escritorios.

– Los controles del tutorial en vídeo tardan un tiempo en acostumbrarse, cuando se comparan con un procedimiento paso a paso en un documento escrito.

– Un documento escrito da menos miedo a un nuevo usuario que un video tutorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *